La elección del tema viene dada por la empatía que desde Aperture Innovations sentimos con los creadores de Tuenti. Nos une el emprendimiento, la juventud, y las ganas de triunfar.

Zaryn Dentzel, californiano de 23 años, junto con algunos amigos españoles que había conocido en su viaje de intercambios, Félix Ruiz, Joaquín Ayuso, Kenny Bentley y Adeyeni Ajao, comenzaron a pensar en la idea de montar una red social del tipo Facebook, pero con un público objetivo más acotado a jóvenes universitarios internacionales.

Según dice en su libro “El futuro lo decides tú”, Dentzel deja claro que el concepto de emprendimiento es una actitud vital basada en la formación constante y la persistencia del trabajo duro.

El nombre de la red social nació de la necesidad que tenían de unir en una palabra “tú” y “ti”, ya que querían que su plataforma diera hueco a la identidad de los jóvenes y que fuera un sitio donde poder ser ellos mismos. En tan sólo 3 años Tuenti se convirtió en la red social española más popular, fue una compañía que llegó a contar con 250 empleados de 21 nacionalidades distintas. Dentzel localiza la clave del éxito en tener un gran equipo, el empeño de éste por llegar al mismo punto ofreciendo a los usuarios una solución de comunicación eficaz; tomar buenas decisiones y saber priorizar, está de más decir que para él es más importante saber qué es lo que hay que hacer y dejar de pensar en lo que se podría llegar a hacer, para focalizar los esfuerzos en un punto común.

¿Cuándo llega el fracaso de una red social tan potente?
En 2010, con la llegada de otras redes sociales como Twitter, Instagram o Snapchat, a las cuales una gran mayoría de los usuarios se mudan, los números de Tuenti comienzan a descender, y, en el momento en el que el resto de redes sociales aumentan su número de usuarios y la tuya no, es mala señal. Siendo conocedores de esto, el 4 de agosto se decide vender un 85% de la empresa Tuenti a Telefónica por 70 millones de euros, lo que

consideraríamos una rendición incondicional del posible arreglo de la red social.
El 11 de julio de 2012, se decide renovar Tuenti, y sacar al mercado un nuevo operador móvil virtual “low cost” con este mismo nombre, asimismo, la plataforma social también cambia, se introducen 12 nuevos idiomas y se incluye el “Tuenti Social Messenger”, en competencia con la plataforma de mensajería instantánea en auge del momento, WhatsApp.

Para entonces, mantener la estrategia de operador móvil junto con la de red social (que no ofrecía la misma funcionalidad que antes) no tenía sentido, aquí comienza el descenso.
El 6 de noviembre de 2013, Telefónica adquiere el 100% de la empresa, convirtiéndola exclusivamente en operador móvil en cinco países: España, Argentina, Ecuador, Perú y Guatemala.

En 2016 se filtra al periódico “El Confidencial” información que provenía de propios exempleados de Tuenti en la que se deja saber que el cese de la plataforma social es inminente, menos de un mes después, los cambios en el sistema son evidentes; las funcionalidades como subir fotos, etiquetar amigos o compartir vídeos han desaparecido, manteniendo únicamente el chat.

Este cambio no hacía competencia a las redes sociales más populares como Instagram o Facebook, ya que sí ofrecían funcionalidad y chat al mismo tiempo.

En resumen, las causas fueron que la importancia de la competencia, que ya de por sí era grave, junto con las mejoras que incluían, mejoras a las que Tuenti no podía hacer frente, hicieron que se focalizara el trabajo en torno a un nuevo mercado del que no conocían y delegar en una compañía tan grande como es Telefónica hizo que las decisiones ya no las tomaran ellos, agrandando el objetivo y sin embargo abarcando muy poco.